miércoles, 9 de julio de 2008

¿Por qué porque?




Me sobran los motivos... estampados, lisos, con textura, de plástico, etc... eso motivó el desatino de escribir. Un total despropósito ante una urgencia egoísta. Horroris vacuis. El mono ejecuta el viejo arte de llenar los vacíos con algo, con la excusa que sea. en este caso, la escritura.

Nadie puede explicar nada. O si. Al decir lo que digo ya estoy desautorizado para cualquier opinión. Pero sigo adelante. Avanzo, progreso, no me detengo ante nada, ni nadie. Mi objetivo es llenar el vacío, lo blanco que produce el pánico simiesco. La trascendencia. El quedar aunque sea suspendido de algún byte en el ciberespacio como corolario de mi ridícula existencia. Me río, me nado y nada. Trillado, digo. Enciendo un cigarrillo. Pienso en la existencia. ¿El ser? Y... la nada, pero nunca llega a ninguna orilla. Será que no la hay. Me duele pensarlo. Chupo el cigarrillo.

La validez de las cosas se expresa en palabras. Las palabras son signos que representan lo que queremos colectivamente. Un acuerdo pretérito. Yo no lo firme pero estoy obligado a hacerme entender, diferenciarme del primer mono. Acuso recibo mientras guturo un bostezo. ¿Vale algo lo que acá se lee? Si tan solo me alcanzara para un especial de jamón y queso la vida no seria lo que es. Aun no se que es la vida pero esta bueno decir cosas importantes. Por eso de la trascendencia.

El silencio que despreciamos (le quitamos el código de barras), es el salto al vacío para entender un poquito algo. De gondola en gondola naufragamos en el ruido, en las palabras, en las cosas sin llegar a comprender(nos). No habría problema si disfrutáramos del desconcierto. Pero medio ahogados, seguimos hablando o en este caso escribiendo. Para no que no diga empty y padecer en nombre de algún dios o multinacional. Amén.

Por eso la pregunta: ¿nadadan? nilo se...

3 comentarios:

BARI dijo...

Vaca vaca vacayendogentealbaile!
A que no sabe quién soy??
mmmm?
Pero ya lo anoto en los links de mi blog.
Abrazo

sebastian camargo dijo...

sofi!!!!
cote bah???
si ya c quien sos de antes!
te leo
me gusta
abrazoso

Zero dijo...

ja! la trascendencia... me hizo acordar a las 545263486234 veces que lei el tao y la inmortalidad de la que habla... todos creen que el tao habla de volverse inmortal y habla de trascender, no como persona, sino como existencia, la existencia trasciende siempre y cuando no nos aferremos a la vida sino que sepamos que somos nexos de union entre una existencia y otras, somos partes de un todo y ese todo necesita de nuestras partes para seguir existiendo, de nada vale un nombre, el nombre no significa nada, el valor de la vida ni siquiera se da por lo que ese nombre haga, sino por su existencia misma, el solo ser y vivir nos hace trascender