miércoles, 13 de abril de 2011

OLVIDO


el registro se vuelve confuso
solo veo la arena
y el desierto
que creo ver
el agua es un lugar neutral
aunque inunde
todo lo conocido
la arena y el tiempo
no tienen ningún parentezco
salvo el de la clepsidra
la sangre y el agua
fluyen
dentro y fuera
el dolor pronto se olvida
el cuerpo se recupera
aunque de hecho
este cementerio bajo nuestros pies
aun existe
no es desenterrar el objetivo
sino
reconstruir los daños
reconocer lo vivo
seguir el camino
haciendo cada vez más conciente
que somos nosotros
todos
los que hacemos
esto que está aun aquí
destruyéndonos
volviéndonos un mar de arenas
que el viento
sopla en los ojos

1 comentario:

Fi Tazzioli dijo...

que hermoso lo que decis, a pesar del dolor , la arena y el tiempo, reconstruirse a pesar de los cementerios , los pasados , los errores y los aciertos